lunes, 24 de septiembre de 2012

Premonición

Tuvo un presentimiento. No sabía si era bueno o malo, simplemente que algo ocurriría esa noche.
La Luna estaba menguante, las estrellas que no habían sido ocultas por las nubes brillaban tenuemente. Pero algo en ese cielo le produjo cierta calma. Se paró un instante para respirar hondo y sentir la primera racha de brisa otoñal sobre su rostro cuando de repente... sucedió.


4 comentarios:

  1. Que lindo, esta genial (me encanta la luna), suerte y abrazos escribes estupendo

    ResponderEliminar
  2. woww ;D
    Me encata jolín, me encanta esa sensación de quedarte mirando al cielo y no poder dejar de mirar la Luna con esa mágia...(:

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡¡¡QUE??? SUCEDIO QUE???? jejej es muy bonito, para mi que la noche y la luna son magicas y muchas noches cuando te las que das mirando ejercen su magia sobre ti
    precioso de verdad
    me kedo por aqui bss desde http://lostgirlinthenight.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Me gusta, me gusta, me gusta este texto *-*
    Te sigo ^^

    ResponderEliminar

Entradas anteriores